Welcome to Evently

Lorem ipsum proin gravida nibh vel veali quetean sollic lorem quis bibendum nibh vel velit.

Evently

Stay Connected & Follow us

Simply enter your keyword and we will help you find what you need.

What are you looking for?

Good things happen when you narrow your focus
Welcome to Conference

Write us on info@evently.com

Follow Us

La generación Z y la fiebre fitness & beauty tech

El 48 % de los jóvenes reconoce comprobar frecuentemente la información sobre su forma física o su estado de salud

Este porcentaje duplica prácticamente la cifra del 25 % que corresponde a los usuarios de mayor edad que reconoce hacer lo mismo.

La Generación Z ha asumido un rol de liderazgo en la adopción de la tecnología para monitorizar su bienestar y forma física. Según un estudio realizado a nivel internacional por la consultora de comunicación Hotwire en Australia y Estados Unidos, casi la mitad de los jóvenes (48%) utiliza wearables y plataformas online para comprobar su forma física o estado de salud, una cifra que casi duplica (25%) a la generación del Baby Boom.

Los jóvenes vuelven a ser de nuevo los que se muestran más dispuestos a compartir información personal con sus propias condiciones. El mismo estudio de Hotwire indica que casi la mitad de los usuarios del baby boom (47%) indica que nunca compartiría información sobre su forma física con otras personas, y solo un cuarto de la generación más joven (25 %) tiene la misma opinión. Esto quiere decir, que tres de cada cuatro jóvenes sí compartiría información sobre su forma física con otras personas.

En el contexto de aplicaciones de fitness, por ejemplo, compartir los resultados de un entrenamiento con otros miembros de la red social es un aspecto esencial para muchos usuarios. La facilidad para interactuar o realizar operaciones resulta muy atractiva y se considera un valor añadido. Para reforzar el interés, deben eliminarse los obstáculos que ralentizan o complican innecesariamente la relación con las marcas.

Pero el interés en la industria del deporte digital, también ha calado en los grandes inversores. Así, el sector de esta industria consiguió inversiones por valor de más diez mil millones de dólares durante 2020.  El deporte digital no es un hito aislado en la vida del hogar, esta tendencia continuará en 2021 y más allá, no solo debido a las restricciones de movilidad, también porque se ha convertido en parte de nuestras rutinas diarias y gustos personales. El fitness digital se ha integrado perfectamente en nuestras vidas y muchos han invertido en la compra de productos tecnológicos, cintas de correr o suscripciones online a servicios de asesoramiento deportivo.

El uso de la tecnología no solo se está aplicando a la salud, también a la belleza y la cosmética.

Pero el confinamiento no solo ha provocado una mayor conciencia sobre la salud con el inicio de rutinas de ejercicios —el 23% de los consumidores ha comenzado a hacer ejercicio—La cifra es aún mayor en el caso del cuidado de la belleza. Así, hasta el 33% ha comenzado a seguir rutunas de belleza y cuidado de la piel, según un estudio realizado por Klarna en Estados Unidos.

En el caso de la Generazión Z, cuando busca consejos de belleza e inspiración prefiere a los influencers y las redes sociales como Youtube (33%) o Instagram (29%), según Klarna. En el caso de los baby boomers, la primera elección son las apps de los retailers de moda y belleza el canal preferido 41% frente al 4% de los jóvenes de la Generazión Z.

Lo natural y sostenible, un must para la Generación Z

Internet ha abierto nuevas formas de prescripción y nuevos formatos y las nuevas generaciones, sobre todo, los Alpha y los Z, son nativos medioambientales y perciben la sostenibilidad como un problema global. Tal y como se recoge en el Informe ‘Generazión Z’ también de Hotwire, estos consumidores toman decisiones de compra cada vez más responsables. Apoyan a aquellas organizaciones que se alinean con sus valores. Al tiempo que dejarán de consumir aquellas con las que no estén de acuerdo en sus prácticas. Asimismo, les preocupa el cambio climático, la protección del medioambiente, desastres naturales y la igualdad de género.